Himno duradero

Una última llamada, un cierre, un atrás, un adiós, una historia, un dolor grande y fuerte que nada lo aminora; “ya no eres físico, nunca pensé  que no estarías aquí”, gracias por “lo que hiciste en mi”, te dejo ir aunque no me convenga a mí.

Hasta luego, quizás la siguiente vida, sí.

Ficha

Quisiera que las cosas fuesen diferentes, que la Luna fuera el Sol y el Sol la Luna. Que el león brincara y el sapo gruñiera. Que por domir me pagaran y en el día soñara. Quisiera caminar de manos y abrazarte con las piernas. Reír con los ojos y escuchar con las manos. Quisiera instantes eternos y agonías rápidas. Aprendizajes certeros y una vida sin errores.

Yo no diseñé la vida, lo lamento, solo soy una ficha más en este tablero.

Aliento

Sólo quiero dedicarte unas palabras:
Sé que han sido tiempos difíciles, que desconozco tus circunstancias, tu vida y tus miedos; pero quiero decirte que todo va a estar bien de una forma o de otra, que tengas fe porque se necesita, hay gente que está recargada en ti, gente que te admira y te aprecia. Quiero decirte que este tiempo no es eterno, que este momento pronto será un recuerdo, un ayer y nos miraremos con nostalgia a la vuelta de los años, esto será una historia. Quiero que sepas que no estás solo, todos tenemos miedos irracionales, metas que queremos cumplir y sueños que deseamos de corazón. Sólo no te quedes allí viendo tus sueños deambular, haz algo para que sucedan y recuerda disfrutar más los procesos que las consecuencias.
Te quiero y te acompaño en este viaje llamado vida.
Gracias por tu amistad, tu amor y tu cariño.
Bren.