“Dios, sí juega a los dados”

¿Realmente olvidamos?, o no queremos recordar.

¿Dejamos de amar?, o suprimimos el amor.

¿Fluimos?, o dejamos de perseverar.

¿Cambiamos?, o sólo escondemos, nuestro rostro real.

¿Dejamos ir?, o nos deshacemos de algo o de alguien.

¿Crecemos?, o fingimos ser adultos.

¿Existe la felicidad?, o nos autoconvencemos de ella.

¿Perdonamos?, o en el fondo del cajón guardamos la desconfianza.

¿Amamos?, o nos acostumbramos a ser serviciales y gentiles.

¿Lo que viene es mejor?, o sólo es un autoconsuelo.

¿A quién pertenece esta vida, esta historia, este guión, quién deshace y rehace?

¿A Dios, la naturaleza o no hay un director?

Tal vez Dios sí juega a los dados.

¿Entretenimiento o diversión?

Mira alrededor.

Anuncios

Mentir

Sangre, no me dejes mentir, palpita dentro de mí, corre y cundo esté cerca bombea sin parar con temblor hasta que el rubor recorra cada milimetro de mi piel.

Saliva, no me dejes mentir. Seca mi boca hasta que se agrieten mis labios y las palabras salgan lentas y pausadas, pero brillantes y sabias.

Sudor, no me dejes mentir. Camina por doquier eres libre de hacer un río de mí. 

Tú, escucha y si las palabras no cuadran. Lee mi cuerpo, él no me deja mentir.

Aprendiendo

Estoy aprendiendo a mirar este mundo juguetón. Estoy aprendiendo a bailar con el viento. Estoy aprendiendo a soltar como el árbol las hojas. Estoy aprendiendo a cantar junto con las aves. Estoy aprendiendo a dormir con mi gato a deshoras. Estoy aprendiendo a mirarte a veces como el Sol a la Luna. Estoy aprendiendo a alejarme y acompañarte como las nubes y la lluvia.Estoy descubriendo tu magia como la abeja comiendo del néctar. Déjame ir y volver como si yo fuese una ola. No te resistas, no insistas, sólo espera…