aprendizajes, confusión, pensamientos, Pregunta, Reflexión, respuesta

“Dios, sí juega a los dados”

¿Realmente olvidamos?, o no queremos recordar.

¿Dejamos de amar?, o suprimimos el amor.

¿Fluimos?, o dejamos de perseverar.

¿Cambiamos?, o sólo escondemos, nuestro rostro real.

¿Dejamos ir?, o nos deshacemos de algo o de alguien.

¿Crecemos?, o fingimos ser adultos.

¿Existe la felicidad?, o nos autoconvencemos de ella.

¿Perdonamos?, o en el fondo del cajón guardamos la desconfianza.

¿Amamos?, o nos acostumbramos a ser serviciales y gentiles.

¿Lo que viene es mejor?, o sólo es un autoconsuelo.

¿A quién pertenece esta vida, esta historia, este guión, quién deshace y rehace?

¿A Dios, la naturaleza o no hay un director?

Tal vez Dios sí juega a los dados.

¿Entretenimiento o diversión?

Mira alrededor.

Anuncios
Estándar
Pregunta, Reflexión, respuesta, respuesta breve, Sin categoría

La cura

 

El tiempo apagará las flamas, ayuda a apaciguarlas. Deslízate primero, luego camina. Deja correr los días, corre con ellos, ejercítate. Todos hablan de fluir, pero ¿cómo hacerlo?, ¿cómo lograrlo? Parece imposible. Acepta. Sin reclamos y sin expectativas. Avanza a lo incierto, puede ser la deriva… si es así construye unas alas, si no lo es inventa el camino.

ACEPTA TU VIDA, CAMINO, TIEMPO Y DESTINO.

 

 

Estándar
Pregunta

Los seudónimos

  A Isabel porque me lo preguntó

Hay tres cosas que no podemos elegir el sexo, el color de piel  (Michael Jackson, no vale) y el nombre de pila. Sinceramente, no me quejo de lo que me tocó, me agradan los tres, pero me encanta usar seudónimos. Y quizás te preguntes, ¿por qué?

Mi razón es simple. Suelo ser tímida, me da miedo exponerme ante un público y con un seudónimo me olvido de ello. Es meterte en otra piel y empezar de cero. Con nuestros nombres arrastramos nuestra historia; un seudónimo te aligera el viaje.

Bien estas son mis razones.

Me gustaría conocer las tuyas (me refiero a ti que me estás leyendo, si sí a ti).

P.D. Me puedes decir: Bremarila, Brenda o Brenda María 

Estándar