poema

Es una promesa

Prometo dormir entre tus brazos, escuchar tu pecho y estrechar tus manos.

Prometo volverme loca con tu risa  y sonreír sin prisas.

Prometo estar contigo en las buenas y en las malas, ser tu compañera o tu porrista.

Prometo animarte y mimarte, pero sobre todo admirarte.

Prometo no perderme y si lo hago buscaré la manera de encontrarme.

Prometo aprender cada día, olvidar mis miedos.

Prometo volar en patineta, días, noches y tardes risueñas. Por primera vez tengo alas gigantescas.

Anuncios
Estándar
amor, desamor, Descripción, poema

Te extraño

Extraño los desafíos mentales hasta las tres de la mañana. Los cabellos enredados del fin de semana, las lágrimas vertidas en la almohada, las noches al descubierto en las hamacas. Esa luna brillante que centella colores plateados difusos. Extraño tu risa, el calor de tus manos y tus apacibles ojos. Las mañanas de saltos en la cama hasta bien entrada la tarde. Los desayunos en la mesa y las cenas en la cama. Los atardeceres rojos, las noches desérticas. El brillo de tu piel, la textura de tu barba. Extraño tu dinamismo, tu sed de aventura, los piropos callejeros, el hip-hop improvisado. Extraño tus pósters, las figuras de acción y tus libros infantiles a media voz. Extraño que no me extrañes. Qué seamos extraños en este mar de gente y vernos sólo un momento para volvernos a decir adiós.

Estándar
amor, poema, sentir

Estamos rotos

Estamos rotos.

Rotos de amor, rotos de sueños, rotos del tiempo. Piezas por aquí y por allá, destinados a encontrar cada parte en otro ser o bien construirlas con trabajo. Un defecto aminorarlo, un mal hábito cambiarlo… Darte cuenta de que no era tan malo.

Estamos rotos.

Rotos para pegarnos día y noche hasta sonrojarnos. Pegamos los labios y los cuerpos, para no sentirnos rotos ni incompletos.

Amanecer al otro día con más recuerdos, con sensaciones, húmedos de amor, de sueños e ilusiones, buscando entre otras mentes dónde acomodar la pieza. 

Estamos rotos.

Rotos de poesía, de amor, de dolor, de ti, de mí, de todo. 

Y somos inolvidables.

Estándar
amor, Anécdota, pensamientos, poema, respuesta, sensaciones, sentir

Las mejores historias

Las mejores historias se escriben con:

Tengo miedo, pero lo enfrento.

Tengo miedo, pero me aviento.

Muero, pero no agonizo.

Las mejores historias se escriben con:

¡¡Vamos por eso!!

¡Tú puedes!

¡Levántate y sigue!

Las mejores historias se escriben con:

Los seres vivos.

El Sol

y la Luna.

Las mejores historias se escriben con:

¡Buenos días!,

¡Suerte!,

sonrisas.

Las mejores historias estás por escribirlas.

Estándar