A mi hermosa flor

Unos pétalos con amor para que se envuelvan en ti y aprendan de la dulce fragancia que emanas. Déjalos que memoricen tu piel como una vez lo hice yo. 

Anuncios

Bocadillo

Me comí un instante. Estaba relleno de destellos, esperanzas y sueños. No había miradas, ni testigos, sólo yo y ese instante que ya circulaba en mi torrente sanguíneo, su carga energética distribuía mis extremidades, el calor se apoderaba. Cerré los ojos con fuerza y salté al vacío, sin miedo a caer pues la confianza la tenía arraigada en mis alas, en el bocadillo que me empoderaba.

Te dejo

El segundero camina, una a una las horas se deslizan, nada se paraliza, los tiempos cambian al igual que el viento. Los años traspasan la piel y la cara. No soy la que fui, me veo al espejo ni siquiera me reconozco. Te dejo ir aunque el corazón reviente y los tejidos sangren. Vete con tu luz y tu mundo, con las promesas a medias, las fotos y las maletas deshechas si quieres te ayudo a hacerlas. Te dejo ir. En la lejanía mi voz se apaga y te entreveo a la distancia allí de pie frente a otros ojos con otras estrellas.