Un segundo

En un segundo la tierra tiembla, las montañas se disuelven y la confianza se fragmenta. 

El artista del segundo eres tú, el que mira el celular piensa y no contesta por no saber qué decir, ése eres tú: el descortés. 

Derribaste todo por una ilusión y no te echo de menos, pero escribo por si alguien se cruza contigo, avisarle, gritarle y sujetar una pancarta con tu foto pues eres el bribón que destruye la confianza en segundos. La mirada mustia, las falsas promesas y la cara dizque colorada por vergüenza son tan sólo máscaras para que no vean lo que hay detrás.

 Y sin ánimo de ofender o de que se sientan aludidos es preciso decir que estas líneas no van dirigidas a alguien con nombre y apellido, sino a ese hombre que hizo añicos la ilusión y la confianza.

De verdad que ellas están hechas de material tan frágil, pero una vez rotas el mundo no se ve igual y la mirada cambia. Un poco incrédula, agresiva y nostálgica por lo que no fue.

 Al paso del tiempo miras el corazón… ya no es lo que fue. Esas lágrimas ya no brotan, solo miras con los ojos bien abiertos y pelones hasta que enardecen; son desierto ya, son pura sal.

La ilusión no se come pero como gusta, pero lo que más gusta es esa idea de la confianza plena y hoy te digo a ti ojos desérticos y corazón duro, vuelve a ti porque recobrarás la dicha, los ríos emanarán de ti. 

¡Qué la vida florezca! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s