Aferrarse

Mira con ojos nuevos el presente, no te aferres a un destino que no te pertenece. No llores, no sufras, todo va y viene. Suelta sin dolor, nada es nuestro, todo es ilusión. Vivimos en un mundo de hologramas, de proyecciones y etiquetas.El mundo cambió para mí y ya no soy quien fui. Es el destino que me lleva en otra senda. Hoy acepto con gratitud la encomienda y el camino.

Anuncios

Balance anual

1. Nada permanece.

2. En la nada está el silencio.

3. En el silencio estás.

4. La travesía es interna.

5. Florecer de adentro hacia afuera.

6. Despacio es mejor.

7. Hay besos sin amor.

8. Un algo te lleva de la mano.

9. La sorpresa viene por default.

10. Los amigos te envuelven con su ser.

11. Tu verdad ante todo.

12. Los sueños llegan a materializarse.

Felices fiestas

Unas líneas de regalo para ti y para mí

Nuestra edad es nada comparada con la del universo. Somos polvo tejiendo problemas, suponiendo, buscando un lugar, no lo hagas más. Acepta que hoy estás y mañana no sabemos. La vida es una estrella fugaz y su brillo hay que gozarlo.No atesores momentos, recuerdos…vívelos. Deja que la naturaleza y los seres que la habitan te sorprendan, que el amor, la suerte, el trabajo, la salud toquen a tu puerta cuando quieran, no trates de cuadrar, de encajar, de desear. Sé cada día más feliz y libera tus días, dáles rienda suelta.

Les deseo paz en sus corazones y muy felices fiestas para todos.

Aprendiendo

Estoy aprendiendo a mirar este mundo juguetón. Estoy aprendiendo a bailar con el viento. Estoy aprendiendo a soltar como el árbol las hojas. Estoy aprendiendo a cantar junto con las aves. Estoy aprendiendo a dormir con mi gato a deshoras. Estoy aprendiendo a mirarte a veces como el Sol a la Luna. Estoy aprendiendo a alejarme y acompañarte como las nubes y la lluvia.Estoy descubriendo tu magia como la abeja comiendo del néctar. Déjame ir y volver como si yo fuese una ola. No te resistas, no insistas, sólo espera…

La gente que amamos

La gente que amamos siempre vuelve a nuestras vidas de manera inexplicable. Llegan a alegrarnos con su energía y brillo. Un poco más sabias, más espectaculares y hermosas, ¿será que el amor nos hace verlas de ese modo?, ¿por cuánto tiempo estarán junto a nosotros?, ¿volverán a desaparecer y a aparecer de pronto? En este momento sé que regresan, sólo es cuestión de paciencia, podemos verlas en la calle, el metro, la panadería, en lugares insólitos y aislados, no importa, por hoy disfrutemos de sus presencias.

¿Las personas cambian?

Si cambia la vida, ¿por qué no las personas?

 Las experiencias de vida nos piden cambios, la gente que nos rodea nos enseña sin proponerse, en ese sentido cambiamos. Para bien dirán muchos, para mal dirán otros. 

Los amigos de hace cinco años ya no figuran o quizás uno o dos son de toda la vida, nada permanece la vida entera. Todo cambia. 

Hoy una vez fue mañana y después será un ayer. Los cambios pueden ser mínimos e imperceptibles, todos estamos de acuerdo en que los cambios son buenos. 

Y respondiendo a la pregunta de si las personas cambian, sí, sí cambian. 

Nada permanece, nada es absoluto, no te resistas al cambio y a la etapa que vives. Agradece porque tu vida no será permanente.

Te lo escribo sin pensar

Esto te lo escribo sin pensar porque si empiezo con los filtros, con borrar, quitar, poner y los arreglos dejará de tener la magia. Te lo escribo porque así lo siento, poco me importa si te tildan de raro o de loco.

Si tú mismo no te comprendes, si te has tachado de enfermo, si tienes mil síntomas de una enfermedad imaginaria o existente. Si a veces quisieras desaparecer del mapa, si te sientes incomprendido inluso por ti. Con todos esos destellos así te quiero, no me importa romperme en pedacitos, si el camino es tortuoso o difícil, así decidí yo romperme contigo, juntos, o todo o nada, ¿acaso la vida no nos lanza a eso?, ¿a destruirnos de poquito en poquito y volver a armarnos, más bellos y brillantes?

Te lo escribo sin pensar porque la razón se fue de paseo, pero el corazón se quedó al mando. Y con él de capitán, las ilusiones brotan al igual que los sueños, sin pensar continúas y los rasguños se sentirán después.