El cuerpo

A medianoche salí con pala en mano. Busqué un terreno fácil de remover, uno de tierra blanda con flores encima. Me tomé las medidas y comencé a cavar.

Después de casi dos horas, la profundidad era hostil, me aventé al agujero sin pensarlo. Esperé días hasta que el viento terminará por cubrirme y allí en la inmovilidad morí; para ser más exacto murió mi alma porque el cuerpo, la mente y el corazón habían muerto cuatro años atrás. Sólo fingía andar por la vida como si estuviese bien. Y ahora muerto en cuerpo y alma, pareciera que la muerte me sienta bien.

Espero no desilusionarme…

Anuncios

2 comentarios en “El cuerpo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s