Breve manual para corazones rotos

Hay personas que regresan a nuestra vida porque las buscamos, porque en realidad nunca se fueron, porque son importantes para nosotros. Hoy les comparto una entrada de una gran amiga que justo es como las olas del mar se va de pronto y vuelve con más fuerza o más pacífica y sabia. Gracias mujercita por estar y por este espléndido texto. Te mando un abrazote.

En algún lugar del inconsciente...

Entonces te enojas con la vida porque no te permitió vivir esa historia de amor, porque la emoción duró solo algunos meses y porque el deseo no les alcanzó para que las cosas funcionaran como lo anhelabas desde tu corazón. Enójate, se vale. Y llora, llórate todo, tus errores y tus desengaños, llórate ese frentazo en la pared que te ha dejado en el piso. Desahógate, no te desprendas tan fácil de tu dolor porque el amor que te construyes para una historia no se corta de tajo por más que percibas cómo se desvanece alguien entre los días. Al final sabes que se va a ir y le verás partir sin remedio alguno y puede que un tiempo no te funcione el corazón, por más que quieras, por más que lo intentes.

Algo que pasa con las personas que de verdad marcan tu vida y se van, es que…

Ver la entrada original 234 palabras más

Deseo

Cuál es tu deseo, pide un deseo, te deseo lo mejor, deseo que se cumpla, te deseo, estoy deseoso de ti, deseos insatisfechos, deseos indeseables, deseos sin cumplir, deseos que no conozco, deseos inimaginables, deseos inaguantables, deseos impensables, deseos de dormir, deseos de volar, deseo un deseo, deseo que seas feliz.

Más cerca de la Luna

Hoy vi la Luna más de cerca y mis ojos se llenaron de su esplendor. Estaba en el momento preciso en las alturas de un cerro, no me lo esperaba y fue magistral, me tomó desprevenida; esto no hubiese ocurrido de estar aplastada viendo Netflix.

Esta entrada es una invitación a estar más tiempo en el exterior, es un reto que me he auto-impuesto en este último mes; muchos dirán que es más fácil deglutir todo vía sedentaria, pero eso no es vida, hay que salir a ver el cielo, las aves, las flores, si desean compartir sus experiencias por las redes, perfecto. Pero es absurdo que saquen aplicaciones como Pokemon-go para que las personas se muevan, jajajajaja ay qué cosas, digo está genial para quienes se divierten así, pero despeguen la mirada de sus pantallas, vean a su interlocutor a los ojos, busquen esas manos que nos recuerdan que somos efímeros, platiquen con sus viejos y sus niños, con los amigos que hace siglos no vemos, es enfermo ver  a tanto zombie caminando por las calles, hay miles de personas alrededor puedes hacer más de 50  contactos si por un momento te dedicas a la realidad.

Sí, sí bien criticona y aquí estoy frente a una pantalla, lo sé es incongruente; sin embargo cómo le hago para transmitir mi mensaje, cómo me conecto con ustedes, tampoco creo que los extremos sean buenos, sólo pienso que hay que equilibrar la vida, pero estar más tiempo fuera, convivir e interactuar con otros seres. Si desean sumarse al reto: #lavidaestáfuera, digan yo.

Abrazo.

P.D. Muevan ese trasero a ver el amanecer, atardecer o anochecer. Lindo día.

La piel

El primer sentido en desarrollar es el tacto, nuestros familiares nos acarician, nuestras madres nos aprietan con dulzura hacia sus pechos y si somos atentos escuchamos los latidos de su corazón, los extraños (si les parecemos bonitos) nos hacen cariños.

Con la piel aprendimos a detectar el frío y el calor, con ella sentimos miedo y se nos “enchina el cuero” también pasa cuando estamos emocionados o muy enamorados. Por la piel sabemos como se siente el agua y como nos adormece el cuerpo, con ella transpiramos y nos quitamos el calor, con ella damos amor (ya hablé de amor, ¿cierto?, pero amo el amor), la piel no necesita ser una pizarra, ella no es un lienzo para ser mirada, la piel nació sin ojos y sólo unos dedos bien dotados pueden descifrarla y si tuviese que elegir entre mis cinco sentidos elegiría el tacto. Gracias a él sé lo que se siente un temblor, un escalofrío y el amor.

Por la piel también entra la música y los vellos vibran a su ritmo, la piel nos hace soñar y perdernos sin más… en otra piel. Además de ello la piel es una gran maestra  nos enseña a “mudar de piel”, nos avisa cuando hay una alergia o picazón, la piel se tuesta al exponerla al sol y cambia a color cobrizo o un rojo camarón.

Cuando la piel es bastante vieja de pecas y de arrugas se llena, salen algunos pliegues y deja de estar en su lugar, si eres muy maldoso puedes jugar con los del prójimo (en caso de no tenerlos) o entretenerte con los propios, pero, ¡¡aguas!! pueden hacerse más holgados de lo que son. Ante todo la piel requiere de cuidados, no sé por qué a las personas  se les olvida que es un órgano (y el más grande). Cremas, bloqueadores solares y bronceadores son los más populares, elige cuál deseas (recuerda que tienes libre albedrío).

Este tema es bastante apasionante y podría seguir dando mil argumentos porque la piel es mi favorita, pero por hoy basta.

Hasta pronto, cuiden su piel.

Bremarila.

El clan

 

puerta La puerta vieja sigue intacta, aún se resiste a la fuerza de la polilla. El tapiz carcomido y la alformbra con las mismas manchas (una que otra nueva). Con asombro me miran, pues he vuelto a ese mundo, bajo el subsuelo, donde el infierno es más cerca, pero casi con las manos tocas el cielo.

Y después de tanto tiempo vuelvo, juré no volver a hacerlo, pero aquí estoy, no más invasiones a mis sueños.

Una vez más de pie, frente a ellos, mi clan.

Párpados

Me asusto a párpados.

Me duermo a párpados.

Entristezco a párpados.

Recuerdo a párpados.

Te beso a párpados.

Me hiero a párpados.

Gozo a párpados.

Lloro a párpados.

Carcajeo a párpados.

Nadamos, flotamos…

Y nos enamoramos a párpados.