La hoja de papel

Intacta y sin mancha la hoja observaba. Empezaba una historia a cuatro manos, poníamos lo mejor de nosotros, las mejores ideas, sensaciones, personajes, lugares y palabras. A lo que no sabíamos cómo ponerle le inventábamos. Corrieron los días.

Hubo tachones, correcciones, perforaciones. Corrieron los años. Ideas buscábamos para seguir la historia, lo cierto fue que llegaba a su fin, la hoja blanca dejó de serlo. A cuatro manos pusimos punto final, la hicimos bola y la arrojámos al altero de otras historias destruidas, consumidas.

Nuestra historia a cuatro manos terminó, por supuesto nunca olvidaré los dragones, cactus, a mono saltando de aquí para allá, el boliche, las tardes contempladas y las estrellas por descifrar.

Cambiamos de historia, de manos, cumpleaños, fechas e importancia. Con dos manos nos empujamos a seguir adelante, a seguir escribiendo, tachando, rompiendo y descifrando.

Anuncios

2 comentarios en “La hoja de papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s