Extraños

Las jacarandas se deshojaban y hacían tapetes violetas, tú pisabas por la izquierda y yo por la derecha; nuestras miradas se encontraron, nos arrojamos una cálida sonrisa. Dominamos el impulso de besarnos, pues aún éramos unos extraños, pero el pasar de los días descrubrimos que no era para tanto.

Anuncios

2 comentarios en “Extraños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s