El sueño

El sueño llega en momentos inadecuados cuando estás en clase, en una función de cine o teatro, frente a una exposición, recital, concierto. Algunos dicen que es desinterés, otros concuerdan con la ignorancia del tema. Yo sólo sé que cuando llega a tus ojos se traslada a tu boca, sin parar bostezas; finges una atención hacia el interlocutor, pero la mente divaga se va por otros mundos hacia el pasado, los nuevos planes, las aplicaciones en el celular, las fotografías digitales o la pluma no faltará para crear nuevos universos ya sea en dibujos, que nadie más verá, trazos irregulares, letras rápidas de allá para acá, corazones flechados, nombres, lugares. Si eres muy valiente dibujas a quien habla, a alguien de tu entorno. La mente grita: distracción. Otras veces, ésta es muy graciosa, porque empieza a jugar con los dedos, las uñas, la boca, los pies, por más que le ordenas que se calme y ponga atención, ella fiera e indomable desobedece. Esperas tranquilamente el término del evento, tan sólo unos minutos más el cuerpo podrá aguantar. Seguramente, como es costumbre al salir ese sueño se disipará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s