Asuntos personales

No suelo compartir mis asuntos personales, pero en este caso quiero darles esperanza a quienes viven el desamor.

Conocí a alguien a quien amé con todo el cuerpo, con la mente, con el corazón y la palabra. Él también me amó profundamente, y cada día que transcurría nuestra relación se hacía más fuerte, más estrecha, más única.

En un momento de torpeza, comenzó a desgastarse, dejamos de sentir, de necesitarnos, de abarcarnos. Lo puse en una encrucijada y decidió marcharse, miraba atrás de repente preguntándome cómo estaba, un buen día dejó de hacerlo y su corazón volvió a amar a otro ser.

Me quedé allí adolorida, desdichada. Tenía dos opciones, tirarme al olvido o seguir adelante, digamos que mis decisiones estaban en vaivén.  Llorosa, molesta, adolorida vivía como podía.

Mi corazón empezó a sanar y llegaron nuevas personas a mi vida que coloreaban mis días. Volví la mirada, volví a amar, abrí mi corazón de par en par. Creánme, vuelve a salir el Sol. Hoy puedo mirar atrás y agradecer por las lecciones aprendidas, por las lágrimas, por la desdicha. No es verdad que el tiempo es el que cura, es la actitud que tomas frente a la vida.

Vivo otro momento de mi vida, y agradezco a los que hoy están.

Anuncios

9 comentarios en “Asuntos personales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s