Cambios

Hoy vivo cambios. Cambios que no quería, cambios que me afligían de pensarlos.

Hoy vivo cambios. Cambios que no se notan, que se llevan dentro.

Hoy vivo cambios. Cambios que me aterraban, que necesitaba.

Hoy vivo cambios. Cambios que me transforman, que me persiguen.

Hoy vivo cambios. Cambios que ahogan, que se entrecruzan, cambios que no esperaba.

Hoy vivo cambios. Cambios que me irritan, que me derrotan.

Hoy vivo cambios, llevo esencias y experiencias.

Hoy vivo, hoy fluyo, hoy cambio.

Cada día que pasa

Cada día que pasa te quiero más.

Escuchas mis tristezas con atención y ojos consoladores. Me cuentas tus historias sin perder el hilo y la tensión. Confías en mí sin siquiera conocerme. Es tan fácil abrir nuestros corazones y ver lo que contienen. Nos hacemos vulnerables, la confianza se acrecienta, no hay espacio para la melancolía, creamos un lugar para vaciar, para abrazar, para jugar y bromear.

Me quieres, te quiero y no me dejas caer.

No eres perfecto y me encanta porque ni siquiera intentas serlo.

Tan humano, tan tú, tan auténtico, tan ciegos ellos en no verlo.

 

Planes

Nacen de le necesidad de tener certidumbres. Se trazan con nombres en mente, lugares y con mucha fe. Cerramos los ojos esperando se cumplan nuestras profecías, la vida nos mira con risa, nos sostendrá de la mano llevándonos hacia otros destinos, al cielo, al infierno o al abismo.

Empacho

Muero de angustia,

muero de amor,

muero de recuerdos.

Recuerdos que me empachan,

la cabeza y el corazón.

Muero de ti,

muero de amor,

mueren los supiros.

Suspiros de palabras no dichas.

Muero de sed,

muere mi ser,

Las flamas se alebrestan,

no se apagan en mí.

 

Ave fénix

Brillaba con esplendor y magnificencia, poseía independencia. No era de nadie, era una fiera. Con sus dotes musicales el hombre se acercó embelesándola día a día con sus baladas y sus piezas. Ella volaba con sus alas, él con su música. Tiempo después formaron un equipo, juntos todo lo vencían.

Ella envejecía perdía su esplendor, su independencia, su magnificencia lo que había cautivado al hombre aquel. Él intentaba mejorar su ánimo con sus dotes, nada parecía alegrarla, todo era insuficiente. Cansado el hombre buscó en el cielo más aves, pues la suya no le respondía.

El ave fénix lo sabía y entristecía. Su vida estaba extinguiéndose, pronto renacería. Pero el hombre lo desconocía. Él se fue para no volver, sin ver hacia atrás.

Ella se consumió de amor, dejando sus cenizas. Él encontró otra ave independiente, magnífica pero no era un fénix sino otro tipo de ave. Poco a poco ella renacía de sus cenizas para volver a empezar y ella esperaba que el amor que él una vez sintió renaciera, pues eran cenizas de un ave fénix.

La oportunidad

Dame la oportunidad de explicarme, de hacerme entender, de entender, de querer.
Dame la oportunidad de hablar, de escuchar, de calmarme, de apaciguarme.
Dame la oportunidad de amanecer, anochecer e irme a la cama.
Dame la oportunidad de sanar, de tocar, de apapachar.
Dame la oportunidad de confiar, de creer, de tener fe.

Humanos

Diferentes tipos de humanos existen. Los amorosos, los tiernos, los nerviosos, los miedosos, los de tipo melancólico, los expertos, los soberbios, los meticulosos, los celosos, los estables, los irresponsables, los mundanos, los humildes, los volubles, los excéntricos, los raros, los complicados, los pesimistas, los vulnerables, los amables, los agradables, los sencillos, los deseables, los promiscuos, los detestables, los caprichosos, los observadores, los cuestionables, los capaces, los perseverantes, los firmes y los flexibles. Los de corte realista, naturalista, idealista y ambientalista. Los peleoneros y los pacíficos. En este mar de virtudes y defectos descubrimos los tintes que otorga la vida.