Dormir soñando

Entre escombros he encontrado una rola que marcó parte de mi vida, la transcribo y les dejo el vídeo.

“Duerme soñando,
Con tus ojos tan plenos, despiertos,
Con tu corazón lleno y radiante,
Alucinante, tan lleno de amor.

La vida. La vida. La vida, qué es la vida
En tratar de entenderla, se nos va la propia vida,
Tan simple y tan fuerte, tan llanamente suerte,
Lo que acontece, preparación de la muerte.

Pero es absurdo ocuparte de este estudio,
Cada año, segundo a segundo,
No es tan profundo, dormir soñando

Es la respuesta, tal vez es errónea,
Tal vez es correcta, sueña a la par del presente y no del futuro,
Porque de esto nunca estás tan seguro,

Acá, tus enojos, existes y eres libre, afuera tus despojos;
Llena tus maletas de responsabilidad,
deja para mañana tu personalidad.
Mas si tú sientes una contradicción,
que al dormir te despiertas, y al despertar te duermes,
tal vez si lo dices no eres tan inteligente.

La gente sólo observa la ropa y los hechos,
Mas nunca sienten lo que hay dentro de sus pechos.
No existe entre ellos una real conexión,
¿Pues creen tener siempre la razón?
La razón justa y procesadora,
De lo correcto que se hace cada hora.

Pero en este sueño tú estás sumergido,
Mas no te sientas nunca afligido,
Porque con en este sueño tú estas protegido,
Y aunque te sientas un poco distante
Tu alma lo dice a cada instante.

Coro:

La vida, la vida, la vida, qué es la vida
En tratar de entenderla, se nos va la propia vida,
No estoy tan convencido de vivir en esta vida”.

 

Anuncios

Hombre atroz

Llenándote la boca de palabras huecas. Matando a diestra y siniestra. Amasando dinero, creando palacios en el aire. Haciendo cómodo el interior, mientras el exterior se desmorona. Lo importante es tener dinero, ese instrumento come almas. Malditos sean los hombres que a costa de otros formaron sus palacios en el aire.

 

Colonización

Nací con un propósito que no recuerdo.

Un propósito que se tergiversó por recuerdos, por perspectivas.

Mi propósito ya está manchado, colonizado.

Y cada día que pasa me imposibilita recuperarlo en un estado puro, sin mancha.

Cada idea me arrastra lejos de mi propósito, pues no sé bien si es mía o de otro. En pocas palabras, dónde empiezo yo y dónde termina el otro.

Líneas invisibles que traspasamos; modificándonos unos a otros. Creyendo que gozamos de libertad, de originalidad, já… al fin humanos.

Virtudes que no se encuentran en su estado puro, al menos no  para la humanidad.

Sigo buscando, sin encontrar. Destino, espera… un poco más.