Luna llena

Conviérteme en una bestia apasionada.

Anuncios

Plácida muerte

El que se queda: Ve despegar el alma del cuerpo.

El que se va: Sus ojos se opacan, su cuerpo se achica.

El que se queda: Tristeza oprime con fuerza. El alma se ablanda.

El que se va: Se libera del sufrimiento, del cuerpo.

El que se queda: A oleadas llegan recuerdos. Llora.

El que se va: No está. Se unió con el todo.

El que se queda: No está. Está en el recuerdo.

Ambos: No están.