Petunia

Petunia salía de casa apresurada. Metros después  a punto de cerrar la puerta, recordaba: ¡Las llaves! Perdidas, una vez más. Buscaba debajo del sofá, revolvía la ropa, los papeles y cajones. Preguntaba a su familia y hasta al perro ponía a buscar. Enfadada sin poderlas encontrar azotaba la puerta. Aseguraba que: ¡Aquí deberían estar!

Petunia olvidaba regar las plantas, cerrar las puertas y no hablar de más. En su casa colgaba post its aquí y allá. Olvidaba nombres, solía buscar el rostro de un conocido en su memoria fugaz. Balbuceaba nombres, mientras enrojecía ante el saludo cordial.

Dormía de más, pues, en las noches olvidaba cómo dormir. Su familia asustada la envío al doctor. Él dijo que su memoria estaba bien, únicamente faltaba: ¡Concentración!

Anuncios

2 comentarios en “Petunia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s