Pensamientos

Pensamientos.

Navegan con los recuerdos, con las ideas.

Pensamientos.

Efímeros, escapistas.

Una vez capturados se convertirán en letra, mapa,

plano o aeroplano,

nave o aeronave,

pintura o grabado.

Visibles para ser recordados.

Salvarán humanos.

Dotarán de dicha a los desdichados.

Con su flagelo seremos castigados,

Bailarán la danza de la dignidad, y

entonces volverá la humanidad.

Herencias

Mi abuelo se fue y me quedé con sus manos.

Mi abuela se fue y me quedé con su pelo.

Mi tía se fue y me quedé con su voz.

Mi hermano se fue y me quedé con sus pies.

Me miro.

Miro mis herencias y los miro a ellos.

Petunia

Petunia salía de casa apresurada. Metros después  a punto de cerrar la puerta, recordaba: ¡Las llaves! Perdidas, una vez más. Buscaba debajo del sofá, revolvía la ropa, los papeles y cajones. Preguntaba a su familia y hasta al perro ponía a buscar. Enfadada sin poderlas encontrar azotaba la puerta. Aseguraba que: ¡Aquí deberían estar!

Petunia olvidaba regar las plantas, cerrar las puertas y no hablar de más. En su casa colgaba post its aquí y allá. Olvidaba nombres, solía buscar el rostro de un conocido en su memoria fugaz. Balbuceaba nombres, mientras enrojecía ante el saludo cordial.

Dormía de más, pues, en las noches olvidaba cómo dormir. Su familia asustada la envío al doctor. Él dijo que su memoria estaba bien, únicamente faltaba: ¡Concentración!