Hombres

Hombre uno

Conocí un hombre agotado. Lloró demasiado hasta sangrar. Seco se quedó sin poder llorar.

Hombre dos

Conocí un hombre triste y sin rumbo. Era un hombre normal. Cavó y cavó. Sin respuestas se quedó.

Hombre tres

Conocí un hombre ocupado. Donó su vida y su salud. Vive en un laberinto aún.

Hombre cuatro

Conocí un hombre sin amor. La desdicha devoró su corazón.

Hombre cinco

Conocí un hombre temeroso. Tejió su propia prisión; tan buen trabajo logró que encerrado quedó.

Hombre seis

Conocí un hombre domesticado. Obediente viene y va. No puede escapar.

Hombre siete

Conocí un hombre que se veía al espejo y veía a los hombres a través de sí.

*Aparece en Pluma Roja de este mes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s