Odio los hospitales

Odio los hospitales. Gente pálida los transita. Médicos de batas blancas intentando salvar la vida. Gente que llora, que sufre. Gente que reza y se abraza. Médicos en batas blancas transitan de aquí para allá, de allá para acá. Camillas con gente. Gente sufriente. Pálidos rostros, figuras silentes. Odio los hospitales. Médicos con antibióticos, con jeringas. Gente que suplica, ¡Salve su vida! Médicos de pie, en pie con estómagos vacíos, con ganas de sentarse, de tirar la toalla. Filas de enfermos. Himno de estornudos y sollozos. Odio los hospitales. Gente sedada que olvida el sentir y se arroja a la morfina. Gente de ojos rojos y llorosos. Médicos que se secan el sudor de la mañana. Médicos que se achacan responsabilidades. Odio las despedidas y la sobrepoblación. Odio los hospitales que no se dan cuenta que nos quitan la vida.

Anuncios

Un comentario en “Odio los hospitales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s