Una historia más

I

Gloria iba a leerle sus versos.

Se sentaba junto a él.

Sus brazos la resguardaban.

II

Era partícipe de sus risas y colmaba su llanto.

¿Cómo?, la arrullaba con un susurro.

Él conocía sus secretos, incluso sabía el nombre de su primer amor.

III

La ciudad crecía vertiginosamente. Ella envejecía, él también.

Gloria seleccionó los versos para la lectura del día.

Subió la colina. Él no estaba.

IV

Su pequeño tronco: mutilado. Sus hojas por doquier.

Los brazos que alguna vez la resguardaron, estaban inertes.

Ella lloro, el árbol sufrió y la ciudad creció.

Anuncios

4 comentarios en “Una historia más

  1. madamebovary dijo:

    Precioso detalle. Talar un árbol es segar su vida y la de tantos. Esas simples palabras de amor, esos nombres grabados con vocación de eternidad. Muy emotivo. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s